Ley
Desde la Federación de Apymas British-PAI (Britila), ratificamos que la aprobación de la Orden Foral por la que se regulan los aspectos básicos de los programas de aprendizaje en lenguas extranjeras en los centros de Educación Infantil y Primaria, es un paso atrás en la Educación Pública Navarra tal y como defendimos en comparecencia en el Parlamento de Navarra el pasado 19 de diciembre de 2016.

A pesar de que los estudios y evaluaciones realizadas por este Gobierno han mostrado que la ciudadanía quiere el programa PAI y que los resultados de la evaluación han respaldado la bondad de este programa, la OF no forma parte del plan de mejora prometido por la presidenta del Gobierno, al contrario, es un retroceso ya que no establece ninguna mejoría respecto a la normativa que tenemos actualmente (Orden Foral 110/2011) y, en nuestra opinión, la empeora:

1.- Se reducen las horas de exposición al idioma. Pasamos de 10 sesiones semanales en Educación Infantil y Educación Primaria a una horquilla de 6 – 12 en educación infantil y 8 – 12 en primaria. En la actualidad oscila entre las 10-15 (PAI), 12-15 (British). Resulta de difícil comprensión que con una reducción de horas de exposición al idioma se puedan conseguir mejores resultados en las pruebas de evaluación a las que nos ha sometido el GN.

Esta OF no garantiza que los centros que soliciten el máximo de horas (12), o los que están dando actualmente entre 12-15 tendrán un respaldo por parte del departamento y no dependerán de los recursos que disponga el centro. Es decir, en ningún momento se establece la obligación por parte del Departamento de dotar de los medios necesarios a los centros.

Nosotros pedíamos una planificación a futuro para todos los centros navarros, sin diferencias. Consideramos que todos y cada uno de los centros públicos de Navarra deben tener las mismas oportunidades.

2.- La OF tampoco garantiza que existan horas de coordinación entre el profesorado. Simplemente dice que los centros “facilitarán” sesiones semanales de coordinación del profesorado. La Federación pedía garantías de disponer de las horas necesarias para una correcta coordinación no sólo durante la fase de implantación de los programas, sino mientras estos estén funcionando.

Se suprime de la figura del jefe de estudios en centros con menos de dos líneas y se ha eliminado de la redacción de la OF las figuras del tutor y cotutor, en contra de las opiniones favorables recogidas en el DISPAI; se mantiene la figura del responsable de coordinación, pero sin los beneficios que supone ser jefe de estudios.

Consideramos que esto es una forma de desincentivar al profesorado, no asegura la coordinación y supone un recorte velado; es una forma de erosionar el programa.

3.- Asimismo, los programas British-PAI son los únicos que van a seguir siendo evaluados. Nosotros hemos solicitado que se apliquen los mismos procesos de evaluación a todos los programas y modelos y en el mismo momento para realmente saber cuál es la realidad de la Educación navarra. Existen otras evaluaciones que también arrojan datos muy significativos, como es el informe PISA, y que parece no importar a nuestro gobierno.

4.- En cuanto a los procesos y plazos de acceso y salida de los programas, resulta sorprendente que las familias no tengan nada que decir en este ámbito siendo como son los primeros interesados; sobre todo, teniendo en cuenta que en el conjunto de la Educación Pública estos programas son elegidos de forma mayoritaria por las familias navarras, pese a no tener la protección de un marco legal ni los beneficios asistenciales de ser un modelo.

En cuanto al plazo (hasta el día 30 de enero), nos parece inviable, cualquier claustro necesitará más de los 15 días de plazo para poder cumplir con los requisitos establecidos en las correspondientes convocatorias.