Interesante artículo del Heraldo de Aragón

La DGA facilitará las pruebas de certificación. En los institutos del British Council los alumnos ya consiguen un nivel B2 o C1.

Los alumnos que cursen el nuevo programa bilingüe BRIT del Gobierno de Aragón conseguirán un nivel de B2 cuando terminen 4º de la ESO. La DGA quiere facilitar que en el futuro los alumnos consigan un certificado oficial del nivel B2 en los mismos centros, pero de momento para conseguir el título tendrán que hacer una prueba externa certificada por un organismo (como las escuelas de idiomas o la Universidad de Cambridge).

El modelo BRIT ha comenzado este curso de forma experimental en 1º de Infantil en ocho centros: Valdespartera IV, Recarte y Ornat, Parque Venecia (en Zaragoza), Ferrer y Recaj en Ejea de los Caballeros, El Ensanche en Teruel, Nuestra Señora del Pilar en Monreal del Campo y Violada-Monegros en Tardienta. Además, el nuevo centro integrado de La Jota ha empezado en 1º de Infantil y en 1º de la ESO. El objetivo de la DGA es ir implantando su plan de bilingüismo de manera progresiva en todos los centros de Aragón. Ahora está preparando un calendario de actuaciones y debatiendo el modelo con los sindicatos. No hay plazos y la implantación del plan llevará años.

En Aragón hay cerca de 400 colegios e institutos denominados "bilingües", aunque con programas muy diferentes. Hace 20 años comenzaron los primeros colegios públicos bilingües de Aragón gracias a un convenio con el British Council. Y en 2013 el Gobierno de Aragón aprobó el llamado PIBLEA para extender el bilingüismo a coste 0, aunque con resultados desiguales y críticas por el nivel. Ahora la DGA quiere ir extendiendo su modelo BRIT, en el que confluirán a medio plazo todos los centros bilingües.

Nivel B2 y C1 de los alumnos del British Council

El nuevo modelo se parecerá más al del British Council que al del PIBLEA, por un aumento del número de horas lectivas en idioma extranjero (35%), por un mayor nivel de los profesores (se les pedirá B2 en Primaria y C1 en Secundaria) y la apuesta por la competencia oral.

Según el BRIT, los alumnos al acabar Primaria obtendrán un certificado de nivel A2 (es el máximo nivel que pueden certificar los colegios) y estarán en condiciones de presentarse a una prueba externa de nivel B1. Al acabar 4º de la ESO tendrán un nivel de B2. Los planes de bilingüismo ahora no continúan en Bachillerato, aunque hay institutos que ofrecen más contenidos en idioma en esta etapa.

Uno de ellos es el IES Pedro de Luna de Zaragoza, el primer instituto de Aragón y uno de los primeros de España con el modelo de British Council. Los alumnos del programa bilingüe estudian en inglés en la ESO la asignatura de Inglés, la de Geografía e Historia y la de Biología y Geología (o Física y Química, en 2º).

"El nivel de inglés que alcanzan es muy bueno y les animamos a que se presenten a pruebas externas de certificación. Al acabar 4º de la ESO sacan sin problemas el título de B2 y algunos también el de C1. Hemos pedido que haya una homologación oficial en el centro sin necesidad de que se presenten a más pruebas externas, pero de momento no es posible", explica la directora, Sofía Pardo.

Al acabar la etapa de la ESO los alumnos también pueden presentarse a los exámenes oficiales de Secundaria del Reino Unido. Son unas pruebas que se realizan en el mismo instituto con personal del British Council. Son los mismos exámenes que realizan los chicos de su edad de este país.

El BRIT, bien acogido

Los sindicatos han acogido bien el modelo de bilingüismo BRIT, aunque plantean dudas sobre cómo se va a hacer su implantación y cómo se van a adaptar las plantillas. La semana pasada se celebró la Mesa técnica del bilingüismo, en la que la Administración presentó el nuevo modelo.

"Valoramos positivamente que este programa pueda responder a las necesidades de todo el alumnado y tipo de escuelas. La calidad mejorará con la obligatoriedad de comenzar en el segundo ciclo de Infantil, con la inclusión de un porcentaje del horario del 35%, con un especialista de nivel C1 en cada centro y el requerimiento genérico del nivel C1 para el profesorado bilingüe en Secundaria. Pero nos preocupa la concreción de algunos aspectos como qué va a ser del actual modelo British y del profesorado colaborador", señalan desde CGT.

"Este es un proyecto que precisamente por ser ambicioso y de calidad corre el riesgo de eternizarse en el tiempo. La Administración debe velar por que la implantación de este modelo se haga en un tiempo prudencial, pero que además no colisione con los derechos de los docentes. La solución no puede ser desplazar a los docentes que no cumplan los requisitos lingüísticos de los centros en lo que ya están asentados ni esperar indefinidamente a que las jubilaciones dejen paso a perfiles más específicos", apuntan desde STEA.